Exconventos

EXCONVENTO DE SAN AGUSTIN

Este fue uno de los primeros edificios que se construyeron en Valladolid, en el siglo XVI. En su fachada barroca se puede admirar el trabajo de los indígenas de la región.

En el interior de la iglesia se admira una gran ornamentación, propia del siglo XIX, en los laterales y el retablo mayor, que se atribuye al arquitecto Francisco Eduardo Tres Guerras.

Aquí se venera a la Virgen del Socorro, imagen donada a los padres agustinos por Santo Tomás de Villanueva, arzobispo de Valencia, antes de su muerte en 1565.

Uno de los mejores secretos guardados de este templo es una capilla lateral, ubicada junto a la sacristía, cuya bóveda está cubierta por pinturas y sus paredes por óleos de personajes ilustres de la época de la Nueva España del pintor Javier Tapia.

El ex convento se encuentra junto al templo. El claustro de influencia gótica, tiene techos de vigas de madera y en algunas paredes aún se puede distinguir una cenefa pintada al fresco.

Justo afuera de la iglesia y uniendo los dos edificios, se observa una de las explanadas más bellas de Morelia, en donde se puede admirar una fuente que fingió como pila bautismal y en cuyos portales se encuentra un mercado de antojitos de la región.

Calle Matamoros esquina con Corregidora.


EXCONVENTO DE CAPUCHINAS

El templo tuvo su origen de una pequeña capilla en donde se veneraba a la virgen de Cosamaloapan.

En 1734 se comenzó la construcción un convento para albergar a las hermanas de Santa Clara de Asís. Tres años después el lugar fue ocupado por una comunidad de monjas y por hijas de los caciques del lugar y de las hijas de los principales indígenas de Michoacán. 

La arquitectura del templo es única en la ciudad ya que la fachada, esbelta y rematada con un gran piñón, no es de doble portada, lo cual era indicio de que pertenecía a religiosas. La ventana del coro es un nicho con una escultura en el centro. El estilo es barroco popular. Un incendio en el templo acabó con el altar mayor, pero se pudieron rescatar otros tres, de estilo churrigueresco. Sólo aquí y en el Templo de las Rosas se conservan retablos originales del siglo XVIII.

Su torre sobresale entre las torres de la ciudad. En 1901 se demolió el convento y se construyó un edificio para oficinas del gobierno. Enfrente de la iglesia se aprecia la plazuela Vasco de Quiroga, conocida como Jardín de Capuchinas.

Calles Ortega y Montañés, entre Andrés del Río y Vicente Santa María.

~ by Cristina Mendoza on February 17, 2007.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: