ATRACTIVOS DE GUANAJUATO

Guanajuato es una ciudad que se tiene que caminar, aunque para esto se requiere un buen sentido de orientación.  Entre los callejones, túneles y turistas, es fácil perderse, pero bien vale la pena, ya que en cada rincón se encuentran sorpresas gratas y siempre habrá un alma caritativa que lo ponga en el camino correcto hacia su destino.

El municipio de Guanajuato se encuentra a una altitud de 1,040 metros a nivel del mar. La Sierra de Guanajuato es amplia y sus más grandes elevaciones son las de los cerros de Chichíndaro, Santa Rosa, Sirena, Bufa, Picacho y Bufa Peñón.

Ya en la ciudad, hay mucho que ver.

TEATRO JUÁREZ
Se ubica en pleno centro de la ciudad, es uno de sus emblemas y es considerado como uno de los teatros más hermosos de la República. Su construcción comenzó en 1872 y concluyó en 1903, con varias interrupciones. Se inauguró el 27 de octubre de 1903 por el General Porfirio Díaz.

La fachada con escalinata de cantera con esculturas de leones de bronce y faroles de hierro y en lo alto esculturas de las musas griegas, lo obligará a tomarse una foto, al menos afuera del recinto.

Ya en el interior se admira un gran vestíbulo con columnas de fuste liso decoradas con guirnaldas, también se observa un bar tallado y la taquilla labrados en madera y un antiguo reloj. Se aprecia una escalera y un cuadro en óleo del escudo de la ciudad, además de varias esculturas de bronce. Siguiendo el recorrido pasamos al “Salón fumador”, de estilo art nouveau, donde sobresalen los candiles y las esculturas de genios como  Dante, Camoëns, Mozart y Gretoy.

El auditorio en sí cuenta con cinco niveles con muebles tapizados en rojo y bordados en oro y el arco del telón es el panorama de la ciudad de Constantinopla, lo cual le da un distinguido aspecto.

JARDÍN UNIÓN
Se encuentra justo enfrente del Teatro Juárez y es un bello lugar de descanso, con sus grandes árboles que brindan una fresca sombra, rodeado de restaurantes y músicos que alegran el ambiente.  Los fines de semana hay música de banda a partir de las 19:00 horas.

Durante la colonia en este sitio se encontraba la “Plaza de San Diego”, llamada así debido a que la iglesia del mismo nombre se encuentra justo a un costado del Teatro Juárez. Ahí se ponía un mercado además de que se celebraban corridas de toros y demás fiestas del pueblo.

En 1836 se plantaron los primeros árboles y ya para 1861 se había convertido en el bello jardín triangular que podemos disfrutar actualmente, con sus bancas y faroles. Se levantó el kiosco en la época porfiriana, dándole el marco perfecto al primer cuadro de la ciudad.

~ by Cristina Mendoza on February 27, 2007.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: